El domingo 25 de septiembre se realizó en la ciudad de Rancagua la marcha por la vida llamada “CADA VIDA IMPORTA”.

Miles de personas se congregaron en el frontis de la Parroquia del Carmen para desde ahí caminar hacia la Plaza Los Héroes de Rancagua como testimonio de defender y promover la vida desde su concepción hasta su fin natural. Ha sido una tarde de gran alegría, música y color para dar testimonio de este hermoso regalo que Dios nos dio.

Los residentes del Pequeño Cottolengo de esa ciudad caminaron en esta linda marcha para compartir la alegría de vivir. Damos las gracias por los voluntarios y tías del hogar que nos acompañaron esa tarde.