Durante el mes de enero los residentes de los distintos hogares disfrutan de unas entretenidas vacaciones junto al mar en la Residencia de El Tabo.