En agosto se inauguraron nuevos camarines para los trabajadores, quienes día a día luchan para dar una mejor calidad de vida a los residentes.

Tienen capacidad 190 mujeres y 20 hombres.